• Isaac Gabriel Badillo

Fideicomisos ejemplos / Se anulan algunos contratos? 🤦🏽‍♂️❌🏦

Actualizado: hace 5 horas




¿Sabías que existen instituciones acreditadas para administrar tus bienes, negocios, terrenos e inversiones… y todo esto de acuerdo a tus instrucciones?

Lo ideal, al hacer una negociación, sería contar con el apoyo de un “árbitro” que se encargue de hacer cumplir todas las reglas y especificaciones que se pactaron desde un inicio. Al contratar un servicio fiduciario, cuentas con todo esto. Además, toda información dentro de un contrato de este tipo es confidencial para cualquier persona o autoridad.


Algo común es que las personas quieran heredarle su patrimonio a un ser querido luego de fallecer. ¿Pero sabías que un testamento puede hacerse nulo? Esto no sucedería con un fideicomiso.

Además de que el fiduciario es alguien imparcial, las leyes respaldan el cumplimiento de un contrato de este tipo. Y no solo eso, los bienes administrados son inembargables y pueden emplearse para la realización de cualquier fin, siempre y cuando estos sean lícitos.


Todos estos planteamientos nos llevan a una pregunta: ¿Qué es un fideicomiso?

El fideicomiso es un acto jurídico en el que una persona entrega a otra, bajo total confianza, la titularidad de un patrimonio para que lo administre en beneficio de un determinado fin o de un tercero.


Las partes implicadas en este contrato se les conoce como:

Fideicomitente... El fideicomitente o fiduciante es quien transmite la propiedad del bien, para que el Fiduciario sea el encargado de hacer cumplir la finalidad del fideicomiso. Cuando se trata de un fideicomiso financiero, el fiduciario debe de ser una entidad financiera sujeta a las leyes que rigen dicho proceso.

Por otra parte tenemos al beneficiario, se entiende por beneficiario la persona o las personas a favor de las cuales se están administrando los bienes del fideicomiso. El beneficiario puede incluso no existir para el momento del contrato. Un claro ejemplo de esto puede ser el de un abuelo que quiera dejarle una herencia al nieto que no ha nacido.

Esto nos lleva al fideicomisario. El fideicomisario es quien recibe los beneficios del fideicomiso. Pudiendo ser, o no, el beneficiario establecido en el contrato. Volviendo al ejemplo anterior, el beneficiario podría no llegar a existir. En este caso la administración del bien le correspondería a alguien más.

El fideicomitente también puede designar a un grupo de personas para que estas decidan la estrategia de administración, inversión y el destino de los bienes que conforman el patrimonio del Fideicomiso. A este grupo lo conocemos como Comité Técnico.


A esta altura de seguro te habrás preguntando “Oye Isaac ¿Y qué tiene de especial los servicios fiduciarios?” Pues déjame explicarte amigo mío.

Garantia de total confidencialidad.

Los activos del fideicomiso estarán a nombre del fiduciario. Además, los estados de cuenta de este patrimonio se emitirán a nombre del fideicomiso y se entregarán según las instrucciones del fideicomitente.

Estos estados de cuenta tendrán validez fiscal y serán entregados mensualmente.


Podrás tener una Asesoría personalizada y especializada:

Podrás diseñar tu estrategia de inversión.

Con una asesoria especializada, podrás definir la estrategia más conveniente a tu perfil. El contrato puede mantener total flexibilidad de operación según las necesidades del cliente. El cliente incluso podrá realizar inversiones en el extranjero.

Flexibilidad

Esta planeación testamentaria podrá ser modificada cuantas veces lo desee el cliente. El contrato incluso, es revocable.


En lo que respecta a la Sucesión testamentaria

El contrato fiduciario permitirá distribuir de manera ordenada el patrimonio. Esto ayudará a evitar conflictos entre los beneficiarios y un posible juicio de sucesión testamentaria. Además de esto, los recursos se transmiten de manera directa a los beneficiarios.


Por último, y no menos importante, el cliente también contará con un Tratamiento fiscal transparente y total seguridad jurídica. Los activos que son parte de un fideicomiso no generarán impuestos.

Por otra parte, el cliente debe tener en cuenta que la administración de su patrimonio estará a cargo de una institución que deberá cumplir una responsabilidad jurídica. Esto quiere decir que garantizamos la administración profesional del patrimonio de acuerdo con la planeación testamentaria, en vida y después del fallecimiento del cliente.


Existen diferentes tipos de fideicomisos.

Esta el fideicomiso de inversión:

Este es un vehículo legal y financiero diseñado para personas que deseen invertir parte de su patrimonio mediante una estrategia ya definida. Esta estrategia se cumplirá a beneficio del cliente y en caso de fallecimiento a favor de sus fideicomisarios, de acuerdo con el mandato que se encomiende.

Los activos que se administran en este tipo de contratos son: recursos en efectivo, valores o derechos de cobro sobre pólizas de seguro. Y el manejo de los mismos es totalmente transparente.


Fideicomiso de patrimonio inmobiliario.

A través de este medio, el cliente hace de su bien inmueble una propiedad fiduciaria para beneficio propio y en caso de fallecimiento para el beneficio de sus fideicomisarios de acuerdo a una planeación testamentaria.


Fideicomiso de Administración de Rentas.

Este contrato permite administrar el derecho de cobro derivado de rentas en beneficio del cliente.

se garantiza que el flujo presente y futuro de las rentas se utilice para los pagos de mantenimiento y conservación de los inmuebles, así como los impuestos que en su caso generen. Distribuyendo el resto de acuerdo con las instrucciones del clientes.


Fideicomiso de Control Accionario.

Este medio garantiza el control y manejo ordenado de la participación de los clientes en la propiedad de una empresa. Permitiendo que, de acuerdo a sus instrucciones o a las de un Comité Técnico designado, podamos ejercer los derechos corporativos y patrimoniales de las mismas.

Este tipo de fideicomiso permite resolver posibles conflictos en caso de intereses divergentes. Los activos administrados en estos casos son: acciones, derechos de cobro de pólizas de seguro, recursos en efectivo y posiciones de control.


Fideicomiso Patrimonial.

Este medio permite al fiduciario administrar una parte o la totalidad del patrimonio del cliente de acuerdo con sus instrucciones. A su vez, garantiza que en caso de fallecimiento del cliente dicho patrimonio seguirá siendo administrado de acuerdo a instrucciones previamente establecidas.

Con este Fideicomiso el cliente tiene la certeza absoluta de que se cumplirá su voluntad y que sus activos estarán protegidos. El patrimonio estará bajo total anonimato si así lo desea el cliente.

El área fiduciaria también está en capacidad de participar en negocios fiduciarios como: Fideicomisos de Inmuebles ubicados en Zona Restringida, Fideicomisos Turísticos, mandatos entre otros.


Cualquier duda estoy al pendiente.

Correo: isaacbadillo01@gmail.com



© 2018 por Isaac Gabriel Badillo.